········· S T A T E M E N T ·········

“El proceso nunca termina, siempre queda abierto. Lo que se realiza, se silencia, desaparece de mis notas de trabajo; lo que no logro realizar sigue siendo materia de reflexión”.

Eulalia Valldosera

En los últimos años mi trabajo ha girado básicamente alrededor de la labor artística, sus métodos, soluciones y maneras. Cuando hablo de labor artística me refiero a cómo yo entiendo esa actividad. Una actividad que no tiene un método fijo y que puede generarse a partir de distintos puntos de partida. Así, unas veces una idea desemboca en una imagen y otras puede surgir una nueva idea dentro del proceso de otra obra o una imagen a la que llego por distintos motivos -a veces de forma poco consciente- desarrolla todo un discurso alrededor. Procurando que todos estos trabajos aborden, sobre todo, tres frentes fundamentales englobados en la idea de labor o creación artística. Esto es; el proceso de creación de la obra, la interacción del espectador con ésta y una última parte más externa como pueda ser su exposición.

La parte procesual de una obra es, en mi opinión, la parte fundamental de esta. Al menos desde el punto de vista del artista (o bajo mi punto de vista como artista). Es el trabajo fundamental que se da en el taller tradicional de artista, la parte en la que el trabajo está más vivo y pueden darse más variaciones en el mismo. En el que el artista experimenta un mayor número de sensaciones. El resultado de un proceso tiene un valor meramente testimonial de una experiencia acontecida con anterioridad y se convierte en un vestigio arqueológico, en un producto más o menos válido para un intercambio, en un objeto externo ya al artista. En este sentido, me interesa mostrar como parte expositiva de la obra su propio proceso o referirme a este, bien por el residuo producido por dicho proceso, bien disponiendo los elementos necesarios para que éste se pueda dar.

Otro aspecto importante en el desarrollo de la labor artística es el concerniente al espectador que se pone delante de una obra en una exposición. Cuando un artista se plantea crear una obra, piensa en que ésta va a ser mostrada ante alguien externo. A mí me gusta pensar que el espectador completa o transforma la obra con su contemplación e interpretación. De esta forma, me atrae la idea de que quien contemple la obra intervenga de forma muy directa en ella, participando incluso en su realización interactuando o activándola. Para ello dispongo una serie de mecanismos en algunos trabajos que necesitan de dicha colaboración y evidencian esa necesidad de intervención por parte del publico de la exposición de estas obras.

En cuanto al último de los puntos que considero engloban la actividad artística, estoy interesado en trabajar en piezas que traten de forma principal los aspectos expositivos de una obra o serie de obras y lo que rodea a esta idea. La relación entre el artista y el comisariado, los aspectos que influyen en que un trabajo sea seleccionado para una exposición o un concurso o las distintas formas en que un trabajo puede ser mostrado.

Toda esta serie de intereses pertenecen a un ámbito cercano y doméstico. Mi día a día en el taller y mi labor como artista. Pero además del apego a este entorno, desarrollo otra serie de trabajos más cercanos aún, que se sitúan en mi más estricta intimidad. Preocupaciones e intereses que me afectan personalmente o por los que pueda sentir un personal afecto. Para ello me dejo enredar en aspectos lingüísticos y juegos de palabras, convirtiéndose así los textos en parte fundamental de las obras al mismo nivel que las imágenes. Evitando todo recurso grandilocuente y buscando la inspiración en asuntos cotidianos y domésticos. Otra vez.

————————————————————————–

 The process never ends, it is always open. What is done is muted, it disappears from my work notes, what I can not do is still something to think about”

Eulalia Valldosera

In recent years my work it’s primarily about the art work, its methods, solutions and ways. When I speak about artistic work I mean how I understand this activity. An activity that has no fixed method that can be generated from different starting points. Sometimes one idea leads to a picture and others may emerge a new idea in the process of another work or an image that I reach for various reasons -sometimes not very consciously- develops a discourse around it. Ensuring that all these studies talk mainly about three fronts embrassed in the idea of work or artistic creation. That is, the process of creating the work, the viewer’s interaction with it and the exhibition as a final part.

The processing part of a work is, in my opinion, the essence of a work. At least from the standpoint of the artist (or my point of view as an artist). The fundamental work that occurs in the traditional workshop artist, the part where the work is alive and may be more variations in it. In which the artist has experienced a greater number of sensations. The result of a process has a value only testimony of an experience which occurred earlier and becomes an archaeological relic, a product more or less valid for an exchange, in an external object for the artist. In this way I’m interested in showing as artwork its own proccess or refer to this process either by the waste produced by that process, or providing the necessary elements in order to it happens.

Another important aspect in the development of the artistic work is relative to the viewer of a work in an exhibition. When an artist creates a work, thinks it will be shown to anyone outside. I like to think that the viewer completes the work, transforming it by his/her  contemplation and interpretation. In this way, I like the spectator be directly involved in the work interacting with it, even participating or activating it. To this, in some jobs, there are mechanisms that require the viewer’s collaboration and demonstrate this need for intervention by the public during the exhibition of these works.

Regarding the last point that I believe encompasses the artistic work, I am interested in working on the exhibition aspects of a work and what surrounds this idea. The relationship between the artist and the curator, the aspects that influence whether a work is selected for an exhibition or contest or the various ways in which a work can be exhibited.

All these interests belong to an intimate range and domestic. My day by day in the studio and my work as an artist. But apart from the attachment to this environment, I develop another series of works even closer, which are on my strictest privacy. Concerns and interests that affect me personally. To do this I use linguistic aspects and puns, becoming texts an essential part of works at the same level as the images. Avoiding any use grandiloquent and seeking inspiration in daily affairs and domestic. Again.

Anuncios